La alimentación

En muchas ocasiones no valoramos el daño que puede causar la mala alimentación en nuestro cuerpo. Puede afectar a tus emociones y estados de ánimo mucho más de lo que piensas, ya que están directamente relacionadas, el bienestar físico y emocional puede evaluarse como un estado de salud en conjunto.Alimentarse bien puede prevenir la aparición de muchos problemas de salud.Sin embargo el ritmo de vida que llevamos, el estrés, las prisas hacen que dejemos la alimentación en un segundo plano y tiremos mucho de alimentos precocinados. No invertimos tiempo en escoger alimentos frescos ni en cocinar. Otro problema es la enorme disponibilidad de alimentos a los que tenemos acceso, ahora podemos encontrar casi cualquier alimento en todas las épocas del año.Porque cuando consumimos un alimento fuera de temporada, es muy probable que haya perdido parte de sus nutrientes. Bien porque haya sido procesado, envasado o congeladoPues no es lo mismo una persona que hace deporte que una persona que tiene un estilo de vida sedentario, sus necesidades nutricionales son distintas, igual que no es lo mismo, un niño que un adulto, un hombre o una mujer, etc.si no nos alimentamos adecuadamente podemos sufrir deficiencias y enfermedades relacionadas con los órganos y el sistema nervioso,Comemos de mala manera por ansiedad, por aburrimiento, por falta de motivación, para escapar de la rutina, por tolerar mucho tiempo estados continuados de estrés, a este tipo de alimentación se le denomina “alimentación emocional” y genera más problemas que soluciones. Se ha comprobado que está estrechamente ligada a la obesidad, diabetes y demás enfermedades metabólicas. Como ves, nuestras emociones pueden causarnos daños, que con el tiempo provocan desgaste corporal, envejecimiento y finalmente la muerte.Internaliza el efecto de los alimentos en tus tres ejes principales, físico, corporal y emocional, entiende que funcionas como un todo y que todo puede afectarse por un desequilibrio en alguna de las áreas, practica el dialogo interno.Establece ordenOrdena tus comidas, has tu propia rutina de alimentación, tu cuerpo requiere planificar los momentos en los que absolverá los alimentos, no puedes estar constantemente en digestión o terminarás exhausto, las horas de las comidas deben ser regulares, de esta forma la energía experimenta estabilidad y así tus emociones. Respeta tus horarios.

Ir arriba